Movilizaciones de la extrema derecha española ante el nuevo gobierno de coalición progresista

01/12/2023
Nora Rodríguez y Miquel Ramos*
  • La amnistía a los políticos y activistas encausados por el referéndum por la independencia celebrado en Catalunya el 1 de Octubre de 2017 moviliza a grupos de extrema derecha en torno al slogan de “España se rompe”
  • Grupos nazis, fascistas y ultracatólicos se concentran contra el nuevo gobierno de España
  • Las derechas españolas han prometido una legislatura repleta de movilizaciones contra el Gobierno
Protesta de la ultraderecha ante la sede del PSOE en Madrid / 8/11/23

La extrema derecha española ha vivido en octubre de 2023 sus mayores movilizaciones desde hace años, coincidiendo con los pactos entre partidos de socialdemócratas e independentistas para dar la presidencia del gobierno español a Pedro Sánchez, el candidato del socialdemócrata Partido Socialista Obrero Español (PSOE). El anuncio de un acuerdo para amnistiar a políticos y activistas encausados por los sucesos relacionados con el referéndum por la independencia celebrado en Catalunya el 1 de Octubre de 2017, ha sido usado por las derechas españolas como una traición al país, llegando a catalogarlo de golpe de estado, dictadura o de rendición ante el separatismo.

El referéndum fue organizado en 2017 por el gobierno catalán y por la sociedad civil y movilizó a más de dos millones de personas. Fue considerado ilegal por el gobierno español, entonces dirigido por Mariano Rajoy, del conservador Partido Popular (PP), que respondió enviando a miles de policías para intentar detenerlo sin éxito. Posteriormente, la justicia española juzgó a sus responsables políticos, que terminaron en prisión y algunos en el exilio, como es el caso de Puigdemont, eurodiputado y expresidente de la Generalidad de Cataluña. Todo ello provocó numerosas protestas en Catalunya durante varios años, que acabaron con la imputación de miles de personas y denuncias por la violencia policial. El acuerdo de Pedro Sánchez con los partidos independentistas, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), socialdemócratas, y Junts per Catalunya (JxCat), conservadores, contempla la amnistía para la mayoría de los políticos y activistas encausados, incluyendo a varios policías denunciados por abusos.

La derecha española, que ya se movilizó en 2017 contra el referéndum, volvió a reactivar este mismo discurso nacionalista ante estos nuevos pactos de gobierno, iniciando una serie de protestas convocadas primero por los partidos PP y Vox, y que replicaron todos los grupos de extrema derecha a lo largo del país.  Las convocatorias se trasladaron ante la sede del PSOE en Madrid y derivaron en varias noches de disturbios, protagonizados por los grupos nazis y fascistas que aprovecharon la agitación y las convocatorias de las derechas para reivindicarse y publicitarse en las primeras filas de las protestas.

La primera gran convocatoria fue organizada el 24 de septiembre por el PP en Madrid, y reunió a decenas de miles de personas, incluyendo a los ex presidentes conservadores José María Aznar y Mariano Rajoy. El 8 de octubre, la plataforma nacionalista española Societat Civil Catalana (SCC), que fue creada poco antes del referendum de 2017 y que juntó a todo el nacionalismo español, desde neonazis hasta miembros del Partido Comunista como Cayo Lara, convocó otra protesta en Barcelona que reunió a unas 50.000 personas.

Unas semanas más tarde, el 28 de octubre, otra convocatoria volvió a visibilizar a todas las derechas en Madrid, con la participación de miembros del partido de extrema derecha Vox y miembros del PP. Finalmente, a partir del 3 de noviembre, las protestas se convocaron en la calle Ferraz de Madrid, delante de la sede del PSOE, donde ya empezaron a acudir los grupos nazis y fascistas con sus propias pancartas ante la línea policial que protegía el acceso al local, y que terminó desbordada por la violencia de los manifestantes.

Desde el 3 de noviembre, todos los días se han concentrado unos pocos miles de personas en el mismo lugar, y estos grupos radicales han provocado actos de violencia prácticamente cada noche, lanzando objetos a la policía y rompiendo el cordón de seguridad.

Estas movilizaciones han supuesto una oportunidad para las extremas derechas, principalmente para Vox que, tras perder casi la mitad de sus diputados en las elecciones de julio de 2023, pasando de 52 a 33, trata ahora de recuperar protagonismo y apoyo. Además, estas movilizaciones coinciden con varias noticias que señalaban el traspaso de millones de euros del partido a la fundación Disenso, el Think Tank de Vox, cuya transparencia está menos fiscalizada que la de la propia formación. Con las movilizaciones contra el gobierno, Vox ha conseguido eclipsar este foco mediático y ha tratado de reivindicar su protagonismo en las protestas. De hecho, una nueva formación juvenil que se ha empezado a visibilizar en estas protestas es Revuelta, vinculada a Vox, y que ha coincidido con otros grupos neofascistas como Hacer Nación, Facta, Falange de las JONS, Comunión Tradicionalista Carlista o España2000, todas estas marginales, pero que han gozado de un foco mediático inédito en estas protestas.

También han participado grupos ultracatólicos, algunos de ellos convocando rezos colectivos, y otros, como HazteOir, cuyos líderes están vinculados a la secta ultraderechista El Yunque, han paseado por Madrid un autobús con la imagen de Pedro Sánchez caricaturizado como Hitler. Todas estas movilizaciones han sido bautizadas como Noviembre Nacional, un término que empezó a reivindicar el entorno de Vox y que se ha popularizado en redes sociales.

Además de las concentraciones diarias ante las sedes del PSOE en Madrid y en otras ciudades, se han producido otras protestas en otros puntos de la capital, como una marcha hacia el Palacio de la Moncloa (lugar de residencia del Presidente) el 17 de noviembre. También se han denunciado ataques a sedes del PSOE en varias localidades, y a un diputado del partido en las inmediaciones del Congreso el día de la investidura. El pasado 17 de noviembre, varios militares firmaron un manifiesto pidiendo al Ejército un golpe de Estado y la destitución del recién nombrado Presidente, y el día 18 de noviembre, un militar fue interceptado en las inmediaciones de la sede del PSOE armado con una pistola.

Los chats en Telegram están funcionando como canal de difusión de los grupos de extrema derecha, donde comparten sin censura sus planes para actuar con violencia y sus llamadas a cometer atentados terroristas, atacar a la policía, a la prensa o matar al presidente del Gobierno. Hasta ahora, la policía ha detenido a al menos 80 manifestantes durante las protestas, pero no ha realizado ninguna operación para arrestar a los responsables de estos mensajes o de estos canales, ni de otros conocidos militantes de extrema derecha que aparecen en varias imágenes a cara descubierta lanzando objetos a la policía en estas protestas. Tampoco se ha identificado hasta ahora a los responsables de los 104 ataques a distintas sedes del PSOE en toda España registrados en estas últimas semanas.

Por otro lado, en Catalunya el independentismo ha perdido apoyo en las urnas, y el PSOE fue la fuerza más votada en las anteriores elecciones. Una gran parte del independentismo considera que los pactos de gobierno con el PSOE son una traición a la causa por parte de los principales partidos independentistas, aunque la derecha insista en que supone una rendición ante el separatismo.

Las derechas españolas han prometido una legislatura repleta de movilizaciones contra el gobierno, principalmente por la amnistía pactada con los independentistas y contra cualquier otro acuerdo que haga con estos partidos. El nacionalismo español es uno de los principales aglutinadores y reclamos movilizadores de las derechas, por lo que este nuevo gobierno, con estos apoyos, va a tener que explicar cada paso que dé con mucha pedagogía, y sortear las constantes y habituales campañas políticas y mediáticas de la derecha.

 

Nora Rodríguez, @NoraRodrguez, es abogada penalista especializada en delitos de odio. Ha participado en diversas campañas, así como en investigación y monitorización de los grupos de extrema derecha españoles. Coautora de la publicación “De los neocon a los neonazis. La extrema derecha en el Estado español” de la Fundación Rosa Luxemburg.

Miquel Ramos, @Miquel_R, es periodista especializado en extrema derecha y discursos de odio. Coordinador de la publicación “De los neocon a los neonazis. La extrema derecha en el Estado español” de la Fundación Rosa Luxemburg y autor del libro “Antifascistas. Así se combatió a la extrema derecha española desde los años 90”.